/ enero 1, 2017

La Luz Pulsada (IPL – luz pulsada intensa) es una nueva tecnología que aplica la energía lumínica al campo de la estética y la medicina para realizar diversos tipos de tratamientos: Fotodepilación, Fotorrejuvenecimiento y Fotopigmentación.

La IPL es una luz no coherente, difusa, que nos permite modificar la longitud de onda, mediante la utilización de filtros ópticos, y así poderla aplicar con distintos fines:

Fotodepilación

Luz (foto) transformada en calor (termo), destruye (lisis) las células germinativas del folículo (absorción por cromóforos). Al llegar al folículo se consume el agua, se coagulan la oxihemoglobina y la hemoglobina y se cierran los vasos por estenosis, muriendo las células por falta de irrigación.

Fotorrejuvenecimiento – Fotopigmentación

Esta técnica permite que el calor generado por la luz pulsada destruya la lesión, la cual se irá descamando y aclarando gradualmente. Además, se logra, sin ningún tipo de efecto negativo y sin dolor, la estimulación del colágeno y del tejido conectivo que se traducirá en una piel más joven y luminosa.
Para cualquier consulta adicional no dudes en llamarnos o pasarte por el centro, le asesoraremos encantadas y sin ningún compromiso.